11 de mar. de 2012

'MICROBOTAS' Y 'MINIBOTAS', UNA VIOLENTA BANDA JUVENIL DE PAMPLONA QUE ATACA "CON NAVAJAS Y PALOS"

Desde Sanfermines, han provocado "frecuentes" reyertas y han "herido" presuntamente a varias personas. Por ahora, se desconoce si comparten una ideología.


Los 'cachorros' de esta banda juvenil "muy violenta", conocidos como los 'Microbotas' o 'Mikroboots', son menores de edad, mientras que sus superiores, de entre 18 y 19 años, se hacen llamar los 'Minibotas' o 'Miniboots'. Aún no se ha demostrado que sigan una ideología concreta, pero desde los pasados Sanfermines, en los que presuntamente agredieron a varias personas en la ronda del Obispo Barbazán y en el entorno de las murallas del Casco Viejo de Pamplona, han provocado "frecuentes reyertas y riñas tumultuarias" en la ciudad. La última de ellas tuvo lugar durante la madrugada del pasado día 4 contra clientes del bar Atxiki, situado en la calle Nueva. Armados con "navajas, palos, puños americanos y sprays de pimienta", miembros de los 'Microbotas' supuestamente hirieron a varios jóvenes, de los cuales uno presentaba "cortes por arma blanca" y el otro, una "fractura nasal".

Según ha sabido El Informador, la refriega estuvo a punto de repetirse durante la madrugada de este sábado, día 10, pero agentes de la Policía Municipal frenaron a tiempo a algunos de los 'cachorros' de este grupo en las proximidades del local. El responsable del establecimiento, que se encuentra "muy preocupado", ha interpuesto una denuncia por lo ocurrido.

Aunque las fuerzas de seguridad creen que la banda está compuesta por entre 15 y 20 personas, los afectados por sus ataques hablan de unas 40 y aseguran que los miembros más jóvenes son, paradójicamente, "los más agresivos". Todos ellos han nacido en Navarra y, al parecer, son "radicales", pero se desconoce por el momento si tienen unos principios ideológicos comunes más allá de su "evidente aprecio por la violencia". En el puente de las Oblatas, se puede ver una pintada suya. Los 'Microbotas' firman sustityendo la "c" por una "k" y la palabra "botas" por su traducción al inglés "boots" -'Mikroboots'-.

También se ha constatado que han utilizado las redes sociales "al menos una vez" para citarse con otros grupos. En aquella ocasión, sus rivales fueron adolescentes y jóvenes "de color".

REYERTA CONTRA UN GRUPO DE 'HEAVYS' EL DÍA 4

Algunos testigos señalan que la reyerta del pasado día 3 fue "salvaje". Los instigadores, que llegaron al bar Atxiki "armados y con una actitud muy provocadora", se enfrentaron a chavales de estética 'heavy'. "Los 'Microbotas' atacaron a algunos jóvenes. Uno de los afectados tenía la nariz rota y a otro le cortaron con una navaja. Fue terrible", relatan.


Lejos de apaciguarse los ánimos, este fin de semana estuvieron "a punto" de causar nuevos incidentes. En torno a las 04.00 horas de este sábado, efectivos municipales detectaron a varios de ellos muy cerca del bar donde ya habían actuado unos días antes.

"Iban encapuchados y llevaban botellas vacías y barras de hierro", aseguran las fuentes consultadas. Al ver a los policías, huyeron en distintas direcciones, pero varios fueron interceptados en el entorno del Bosquecillo. En concreto, los agentes identificaron a tres menores de 14 y 15 años, entre los que figuraba uno de los supuestos cabecilla de los 'cachorros', y se redactó un atestado que se ha sumado a la investigación abierta sobre las actividades de estos adolescentes y jóvenes. Sin embargo, debido a su edad y a que no habían provocado ninguna pelea en ese momento, la Policía Municipal puso a los implicados a disposición de sus padres.


Durante la madrugada del domingo, varias patrullas y furgonetas del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Municipal establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de la calle Nueva. Al parecer, no se produjeron nuevos episodios de violencia, pero las fuerzas de seguridad han averiguado que varios 'heavies' acudieron a un bar de la calle Jarauta donde se encontraban los 'Microbotas'. Ambas partes dialogaron, aunque se desconoce "si decidieron zanjar sus disputas" o si, por el contrario, "quedaron para pegarse en otro momento y en un lugar más discreto".

IDEOLOGÍA

Hasta la fecha, tampoco se ha confirmado que esta banda juvenil siga unos patrones específicos en lo referente a su indumentaria y simbología. De hecho, mucho de sus integrantes visten "como cualquier chico de su edad", aunque algunos llevan "la cabeza rapada". Los fines de semana suelen congregarse en bares situados en las inmediaciones de la calle Campana y no se descarta que también se reúnan en una bajera del Casco Antiguo.

"Parece que disfrutan propinando palizas, que son habituales. Normalmente agreden a quien les apetece en cada momento, pero también han usado Internet para citarse con otros jóvenes", agregan las fuentes con las que ha contactado este blog.